Un arqueólogo ciego encuentra la imagen más antigua de un parto

Hace ya unos meses tuve que enseñar a un alumno ciego cómo era un laboratorio de investigación. A pesar de todos mis esfuerzos para que  tocara las probetas y demás parafernalia de un laboratorio, me quedé con la impresión de que nunca podría dedicarse a la ciencia. Por eso, hoy me alegro de estar equivocado.

Cerámica etrusca con una mujer dando a luzY estoy equivocado porque un estudiante ciego de la University of Texas at Arlington ha encontrado una cerámica etrusca en la que se encuentra la imagen más antigua en Europa del nacimiento de un bebé.

Como parte de su formación de arqueólogo, William Nutt, que es como se llama este alumno de antropología, encontró el pasado mes de junio un fragmento de cerámica etrusca de 2.600 años de antigüedad en la que se puede apreciar la imagen de una mujer dando a luz.

El ser legalmente ciego no impidió a Nutt irse en verano hasta la excavación de Poggio Colla en Italia. Para poder trabajar con el suficiente cuidado explica que usaba “herramientas dentales y una paleta afilada para recorrer la superficie del suelo. Recorriendo con mis manos el suelo podía sentir y descubrir las diferentes capas. Si notaba algún cambio en el suelo, lo confirmaba con otro excavador”. Nutt se muestra encantado de haber trabajado con un grupo magnífico de gente.

William Nutt junto a Hannah Nutt y Greg WardenPero no solo el. La catedrática del Departamento de Sociología y Antropología Shelley Smith, también está muy contenta con la participación de Nutt en sus clases. Y es que tiene una de las características esenciales para dedicarse a la ciencia, “una curiosidad intelectual que abarca un amplio rango de materias”.

En el mundo clásico, no es nada frecuente representar escenas de partos y Nutt se pregunta el motivo por el que aparece en esta cerámica. “Es obvio que significaba algo importante para quien la hizo”.

Lo que también es obvio, es que para ser arqueólogo no es imprescindible ver. La Ciencia sigue siendo un trabajo intelectual.