Empieza la construcción del nuevo cohete de la NASA

A finales del mes pasado la NASA anunció que su proyecto de Transbordador Space Launch System entraba oficialmente en la fase de implementación. Con ello dan por finalizada la fase de diseño y empiezan la construcción del nuevo cohete de la NASA que, entre otras misiones deberá llevar a sus astronautas a Marte.

Para Charles Bolden es una prueba del compromiso de la NASA con la construcción del vehículo que necesitan para “un viaje de exploración humana y científica que lleva a Marte”. El coste estimado de este transbordador es de unos 9.000 millones de dólares y hasta ahora se ha gastado alrededor del 30% de este presupuesto. La decisión de Bolden de pasar a la siguiente fase implica el compromiso de seguir adelante con el proyecto.

Según el diseño previsto, el nuevo cohete de la NASA tendrá un diámetro de 8,4 m y superará los 100 m de altura. Con una capacidad de carga estimada en 130 toneladas, servirá tanto para carga de satélites, como para misiones tripuladas.

Pero este impresionante cohete es realmente caro de mantener. Tanto que la NASA todavía no tiene el dinero que necesitaría para usarlo y mantenerlos operativo. Esto, unido a que ya han retrasado un año el primer vuelo previsto (a noviembre de 2018), hace que, como explica el periodista Eric Berger, la idea de llegar a Marte para la década de 2030 sea más un sueño que una realidad.