Aprenden cómo impedir que el sistema inmune destruya el hígado

| 17 de diciembre de 2012 | En Portada

Cuando el sistema inmune tiene que luchar contra algún tipo de infección, pone en marcha a una serie de células encargadas de localizar y destruir los microorganismos que nos están atacando. Pero para que todo esto se produzca, entre otras cosas, en la sangre debe aumentar la cantidad de una proteína llamada TNF-α . Y como todo en esta vida, el exceso es perjudicial y demasiado TNF-α puede llegar a destruir el hígado y causar la muerte.

Guadalupe Sabio

Guadalupe Sabio (izq) y Bárbara González Terán en su laboratorio del CNIC (Foto: Nuria Matesanz).

Estudiando a fondo este proceso en su laboratorio del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, el grupo dirigido por Guadalupe Sabio acaba de descubrir una nueva estrategia para evitar el exceso de la proteína TNF-α y, por tanto, la muerte que llega a causar al destruir el hígado. Como explica Sabio a ¡Cuanta Ciencia!, aunque la proteína resulta esencial para que se ponga en funcionamiento la respuesta inmune, también es “responsable de algunos procesos tan importantes como la sepsis o la artritis reumatoide”. De hecho, nos explica que en la actualidad estas enfermedades se tratan con medicamento dirigidos contra el propio TNF-α.

Lo que acaban de descubriren su laboratorio de Madrid es que las proteínas que estudian en su  laboratorio, en concreto las kinasas p38-γ y la p38-δ, regulan la cantidad de TNF-α que producen los ribosomas de la célula. De este modo, y sin ser necesario regular la actividad del gen del TNF-α, cualquier fármaco que impida la actividad de dichas kinasas conseguiría que los niveles en sangre TNF-α se redujeran lo suficiente como para dejar de ser letales. De hecho, en ratones, el grupo dirigido por Sabio ha conseguido retrasar la muerte por hepatitis mediante la reducción de la actividad de dichas proteínas. Esto, les ha llevado a patentar esta nueva estrategia que podría evitar la muerte de pacientes por choque séptico.

Referencia:
Más artículos sobre ,

1 comentario

  1. Estupendo trabajo de ese laboratorio. Poco a poco se van logrando eslabones que llegan a curar enfermedades importantes. Enhorabuena y a seguir trabajando en ello