A la técnica rogando y con el mazo dando

Aunque siempre imagino a los científicos trabajando en sofisticados experimentos con técnicas tremendamente especializadas, hay veces que parece que recurren a lo que podríamos llamar la pura y dura fuerza bruta.

Cristalografía de rayos XEn su laboratorio de la Academia de Ciencias Polaca, Andrzej Dziembowski está interesado en un grupo de proteínas que se encarga de que el ARN mensajero salga del núcleo de la célula hacia el citoplasma para que así se puedan producir las proteínas. Para poder saber cómo es la estructura de las proteínas, los científicos las disuelven y luego dejan que el agua se evapore y se formen unos cristales. Algo que viene a ser lo mismo que los cristalitos de azúcar que aparecen en el fondo de la taza de café que hemos dejado demasiado tiempo sin lavar en la encimera de la cocina. Con esos cristales, y gracias a la cristalografía de rayos X, ya se han resuelto miles de estructuras de proteínas y macromoléculas, incluida la del ADN.

Pero las proteínas que querían investigar son tan poco solubles que era como si intentaran disolver unas piedrecitas. ¡Así no había manera obtener cristales!

Por muy sofisticada que sea la técnica de la cristalografía de rayos X, había que recurrir a otra estrategia. Y ahí entró en juego Álvaro Peña, un estudiante de doctorado del grupo de José María Valpuesta. Aunque no se podían cristalizar, al ser un complejo de cinco proteínas sí que era posible observarlas con el microscopio electrónico.

Microscopía electrónicaEn el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, el trabajo era ahora ir viendo una a una las partículas que querían estudiar. Cada una estaría orientada de una manera distinta, más o menos giradas. Pero dedicándole el tiempo suficiente, con las imágenes de 14.115 de ellas Peña fue capaz de calcular “la media” y saber así su forma.

De esto modo consiguieron averiguar cómo funcionaban estas proteínas encargadas de pasar el ARN del núcleo al citoplasma de la célula. Como decía al principio, las técnicas usadas pueden ser muy sofisticadas, pero el trabajo de analizar toda esa enorme cantidad de imágenes no deja de ser pura y dura fuerza bruta.

Referencia:
Peña A, Gewartowski K, Mroczek S, Cuéllar J, Szykowska A, Prokop A, Czarnocki-Cieciura M, Piwowarski J, Tous C, Aguilera A, Carrascosa JL, Valpuesta JM, Dziembowski A. Architecture and nucleic acids recognition mechanism of the THO complex, an mRNP assembly factor. EMBO J. 2012 Feb 7. doi: 10.1038/emboj.2012.10.

Un comentario en “A la técnica rogando y con el mazo dando

Los comentarios están cerrados.