La biología sintética valenciana pone rumbo al MIT

Un equipo de diez estudiantes de la Universidad de Valencia y de la Universidad Politécnica de Valencia se han presentado al concurso de biología sintética iGEM13 con la ilusión de llegar a la fase final que se celebrará del 1 al 4 de noviembre próximos en el MIT de los Estados Unidos.

En su proyecto emplearán bacterias del género Pseudomonas capaces de producir bioplásticos a partir de ácidos grasos. Unos plásticos biodegradables que parecen estar adquiriendo bastante repercusión en la producción de envases.

Pero para poder llegar a donde se encuentran los ácidos grasos, las bacterias del equipo valenciano van a utilizar un transporte realmente original, un nematodo llamado Caenorhabditis elegans. Las bacterias se subirán al nematodo como si se tratara de un autobús, y se desvincularán de el cuando lleguen a alguna zona en la que que pueden producir bioplástico. Hasta aquí todo correcto pero, ¿cómo llega C. elegans al lugar donde hay ácidos grasos?

Este aspecto es realmente interesante ya que la bacteria Escherichia coli será la encargada de “llamar” a los nematodos. Pero no sólo eso. También se encargará mediante ARN de interferencia de anular el funcionamiento de un gen que induce a C. elegans a comer en solitario. Al ponerse a comer con muchos más compañeros, habrá muchas más Pseudomonas en el punto en el que se pueden producir los bioplásticos.

Actualmente cuentan con el apoyo tanto del CSIC como de la Universitat de València a través del consorcio VLC-Campus y de la empresa de biotecnología Biópolis ubicada en el Parc Científic de la Universitat de València y también de la Cátedra de Divulgació de la Ciència. Aunque están buscando financiación para el material de laboratorio y para los viajes. Para ello han recurrido a una plataforma web de financiación colectiva y a cambio de nuestras donaciones nos ofrecen desde camisetas hasta libros de temas científicos.