El origen del gin tonic

La corteza del quino, que contiene la quinina, se ha utilizado desde siempre para combatir la malaria. En su versión mejorada, encontramos las aguas carbonatadas de quinina utilizadas para su prevención. Pero su gusto es realmente amargo, por lo que los colonos británicos de la India decidieron añadirle ginebra. No es que hayan acabado con la malaria, pero crearon así el famoso gin tonic.