¿Nos quedamos sin agricultores?

Gracias a la mejora genética y tecnológica, en los Estados Unidos han pasado de tener más de 20 millones de agricultores en 1870 a algo menos de 5 millones en el año 2000. Y eso que la población ha aumentado en más de 230 millones de personas.