Siguen encontrado fósiles de dinosaurios en Dinópolis

Muchos conocemos las posibilidades de entretenimiento “científico” que supone la existencia de un parque temático como Dinópolis. Lo que a veces puede pasar desapercibido es que, además de enseñar, investigan.

OrnitópodoPor ejemplo, a finales del mes de mayo Alberto Cobos presentaba en una reunión de la Sociedad Geológica de España los nuevos fósiles de dinosaurios ornitópodos que han encontrado en Teruel. Como podemos ver en la imagen de la izquierda, a partir de los fósiles de la parte posterior del cráneo han sido capaces de reconstruir a su dueño: un dinosaurio bípedo que se alimentaba de vegetales. Con una longitud aproximada de 5 metros, todo indica que en ocasiones podría caminar a cuatro patas.

Cobos, a parte de su principal labor investigadora, participa durante todo el año en las actividades de divulgación que organiza Dinópolis en lo que el llama paleontología aplicada, investigar en cómo hacer la divulgación del modo más correcto posible para que la sociedad conozca qué hacen y para qué sirve.

“Trabajar en un proyecto como Dinópolis, tan arraigado en la divulgación, me permite investigar el entorno geológico y paleontológico de los fósiles de dinosaurios”, explica Cobos. Y es que desde 2002, los científicos han encontrado en Teruel hasta 48 yacimientos de dinosaurios. Varios de ellos corresponden a ecositemas fluviales y lacustres, lo que permite encontrar fósiles de las huellas que dejaron de hace 125 millones de años.

La huella más reciente encontrada por Cobos corresponde a la de un dinosaurio del género Iguanodontipus, típico del Cretácico Inferior. Con un tamaño de medio metro de longitud y de anchura se calcula que el individuo que la produjo tendría una pata de unos dos metros de altura.

Huella de ornitópodo