Identifican una proteína implicada en la obesidad

En busca de comprender mejor los mecanismos moleculares ligados a la obesidad, el grupo de investigación del CNIC dirigido por Guadalupe Sabio analizó muestras de grasa de pacientes obesos y encontró en ellos una proteína que tienen en mayor cantidad de lo habitual. Estudiando en detalle su funcionamiento, Nuria Matesanz ha encontrado que esta proteína controla la transformación de la grasa blanca, acumuladora de lípidos, en grasa marrón, que gasta esos lípidos para generar calor.

Cámara térmica

Los investigadores utilizaron una cámara térmica para medir la temperatura de los ratones (Foto: Nuria Matesanz/CNIC).

Además de la llamada grasa blanca que todos tenemos en mente, con su función de reserva de lípidos, existe un segundo tipo, la grasa parda, que puede activarse por el frío y, según explica Sabio, “genera calor en lugar de almacenar grasa”. Pero lo más interesante es que la grasa blanca normal “puede llegar a transformarse en parda y aumentar así la temperatura corporal”. Esto hace que, recalca Sabio, la grasa parda se haya convertido en una posible diana terapéutica, ya que “la activación de este tejido podría utilizarse para eliminar el sobrepeso”.

Según explica Matesanz, los resultados que acaban de publicar en la revista Nature Communications indican que “las personas obesas pierden esta capacidad de activar la grasa parda o de transformar la grasa blanca en parda y, por tanto, no pueden perder peso mediante este proceso”. Las investigadoras de CNIC han visto que esta incapacidad de transformar la grasa blanca en parda se debe a una proteína llamada MKK6 que, gracias a su colaboración con el Hospital Universitario de Salamanca, han descubierto que aumenta en la grasa de las personas obesas.

Usando modelos animales han podido demostrar que dicha proteína provoca que la grasa blanca no se pueda transformar en parda. Con sus experimentos han comprobado que los ratones que carecen de esta proteína tienen más grasa parda, eliminan la energía sobrante en forma de calor y, en consecuencia, están protegidos de la obesidad. Las investigadoras han demostrado que la eliminación de esta proteína, incluso cuando los ratones ya son obesos, frena la obesidad y reduce su peso, por lo que Sabio está convencida de que la MKK6 podría convertirse en una diana terapéutica en la lucha contra la obesidad.

Referencia:

  • N Matesanz, E Bernardo, R Acin-Perez, E Manieri, S Pérez-Sieira, L Hernández-Cosido, V Montalvo, A Mora, E Rodríguez, L Leiva-Vega, AV Lechuga-Vieco, J Ruiz-Cabello, JL Torres, M Crespo Ruiz, F Centeno, CV Álvarez, M Marcos, J Enríquez, R Nogueiras, G Sabio. MKK6 controls T3-mediated browning of white adipose tissue. Nat Commun. 2017; 8 (1): 856.

1 comentario en "Identifican una proteína implicada en la obesidad"

  1. Bueno, espero que dentro de poco tiempo, ya comencemos a usarlá, lleva un tiempo de pruebas de estudios, espero que ya fuesén realizado, así que me alegra por los Investigadores y los felicitos. Dr. José Héctor Contreras. Dr. Ciencia de la Salud, Investigación Básica.
    josehectorcontreras@arnet.com.ar
    Long life

Los comentarios están cerrados.