Visualizan en tiempo real cómo se desensambla un virus

Un grupo de científicos españoles ha sido capaz de observar en tiempo real, y partícula a partícula, cómo el adenovirus humano se desensambla y libera sus ácidos nucleicos. Y estudiando estas imágenes han descubierto los cambios físicos que transforman partículas víricas inofensivas en infecciosas.

Adenovirus humano
Puntos de rotura del adenovirus humano (Imagen: UAM/CNB)

Según se explica en SINC, el proceso de infección del adenovirus implica el desensamblaje progresivo de su cápsula, desde que entra en la célula hasta que llega al núcleo donde introduce su ADN. Posteriormente, la maquinaria celular se encargará de replicar y expresar el ADN del virus para producir las nuevas proteínas víricas.

Pero los virus recién formados no son infecciosos. Antes de nada tienen que cambiar sus propiedades físico-químicas, la cápsula vírica tiene que desensamblarse progresivamente y liberar el ADN. Para comprender cómo sucede, los científicos han observado los cambios físicos que ocurren y han determinado que los adenovirus son infectivos solo cuando su genoma no sale de forma compacta.

Utilizando una micropalanca con punta de unos 20 nanómetros fueron tocando suavemente una y otra vez al virus hasta que su cápsula se fatigó. Pudieron entonces observar en tiempo real el desensamblaje de las partículas víricas individuales. Sus resultados muestran que las proteínas que ocupan los vértices son más frágiles que el resto de la cápsula vírica.