Fitoplancton en el Mar Arábigo

Gracias a la colección de la NASA de fotografías de fitoplancton visto desde el espacio, podemos comprobar que en la zona norte del Mar Arábigo el verde está en el mar y no en la tierra.

Pero aunque los brotes de Noctiluca scintillans como los de esta fotografía le dan al Mar Arábigo un color verde esmeralda precioso, no dejan de ser malas noticias.

Malas noticias porque, como explica Sindya N. Bhanoo en el New York Times, se producen cuando se reduce considerablementela concentración de oxígeno en estas aguas. Y el aumento de este dinoflagelado que se alimenta de otras especies de fitoplancton trastoca toda la cadena alimentaria y puede llegar a afectar a las especies de peces de las que viven los pescadores de la zona.

Al menos estas son las conclusiones a las que ha llegado la bióloga Helga do Rosário Gomes, quien lleva más de diez años estudiando este fenómeno y las razones por las que se reduce el oxígeno de forma repetitiva todos los inviernos. Y han encontrado dos motivos causados por los seres humanos: las aguas residuales sin tratar que son vertidas a este mar y el aumento de las temperaturas en la Meseta Tibetana. De ahí que Joaquim Goes, otro de los investigadores que ha publicado este estudio, sugiera que a pesar de que sea difícil “todos los países tendrán que reducir su huella de carbono”.

El mismo Goes comenta que los únicos depredadores de Noctiluca scintillans son los sálpidos y nuestras amigas las medusas. Así que no sería extraño que gracias a las medusas de aquí a 15 años, además de no poder pescar, la gente tampoco se pueda bañar.

Referencias:

 

2 comentarios en “Fitoplancton en el Mar Arábigo

Los comentarios están cerrados.