La hormona del crecimiento podría servir para tratar la diabetes

Usada por los médicos desde los años 50 del siglo pasado para tratar de su deficiencia a niños y adolescentes, la hormona del crecimiento podría llegar a ser utilizada para tratar la diabetes de tipo 1.

Kingston Penitentiary
Células del sistema inmune rodeando (flecha) un islote de células productoras de insulina en el páncreas (Foto: Ricardo Villares).

Al menos eso es lo que parecen indicar los resultados obtenidos en Madrid por investigadores del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC (CNB). Utilizando ratones, han observado que la hormona del crecimiento retrasa el desarrollo de la diabetes de tipo 1.

El grupo de Mario Mellado, en colaboración con científicos de la Universidad Complutense, ha comprovado en su laboratorio del CNB que la hormona del crecimiento favorece la movilización de macrófagos antiinflamatorios y mantiene activa la población de linfocitos T encargadas de reducir la respuesta inmune. Como la diabetes de tipo 1 está causada precisamente por una respuesta inmune contra las células productoras de insulina, en los ratones tratados con la hormona del crecimiento han observado una mayor supervivencia de estas células pancreáticas.

Aunque los investigadores quieren profundizar algo más en el mecanismo que está evitando el ataque del sistema inmune contra el páncreas, Mellado señala en su artículo que debería considerarse el uso de derivados de esta hormona para el tratamiento de la diabetes de tipo 1.

Referencias: