Descubren por qué la sombra reduce las defensas de las plantas

Uno de los motivos por los que ha aumentado la producción agrícola, han sido las variedades de plantas que son capaces de crecer a mayor densidad. Pero si bien en menos sitio podemos tener más plantas, el científico del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC (CNB) Roberto Solano explica que la sombra que se genera “tiene como contrapartida una disminución de la capacidad de activación de defensas, entre ellas las que dependen de la fitohormona jasmonato”.

Maíz
Plantación de maíz (Foto: Mary K. Baird).

Como parte del grupo de Solano, José Manuel Chico ha descubierto que la luz, activando determinados fotorreceptores de la planta, mantiene elevados los niveles de una serie de factores de transcripción necesarios para activar las defensas de la planta frente a insectos y a otros patógenos. Por su parte, la sombra inactiva a algunos de esos fotorreceptores con lo que se empiezan a inestabilizar dichos factores y su cantidad en las células disminuye.

Pero no acaba todo aquí. La sombra además estabiliza una serie de proteínas que desactivan las defensas de las plantas. De este modo, mientras por un lado permite a la planta dedicar sus principales esfuerzos a crecer en busca de la luz, por otro, reduce su capacidad de defenderse. Un difícil equilibrio que empezamos ahora a entender y que, como comenta Solano, “podría ayudar a mejorar la producción agrícola de cultivos con alta densidad de plantas”

Referencia: