El mecanismo de unión del genoma viral a las proteínas que lo empaquetan

Cuando el mes pasado conté que se habían creado unas micropalancas para estudiar cómo los virus empaquetan su material genético apenas hablé de las terminasas, las proteínas que se encargan tanto de empaquetar como de intoducir el ADN dentro de la cápside del virus.

Como nos explica desde el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC el investigador Juan Carlos Alonso, esta maquinaria de empaquetamiento está formada por una subunidad grande y otra pequeña. La función de la pequeña es la de “reconocer al ADN viral y regular las funciones associadas con la subunidad grande de la terminasa (translocación o corte del ADN)”.

En un trabajo reciente, el científico de la Universidad de York Alfred Antson ha comprobado que la subunidad pequeña de la terminasa tiene forma de anillo. Este anillo, a su vez, está compuesto de nueve subunidades que tienen una región que le permite unirse al ADN. Y aunque se sabía desde hace 40 años que la terminasa introduce al ADN en una cápside ya preformada, no ha sido hasta ahora que por primera vez han sido capaces de averiguar que la región central del anillo es muy extrecha y no puede acomodar al ADN de doble hebra por lo que la unión se produce por la cara externa.

Siendo los virus los organismos más numeroso del nuestro planeta, nos explica el catedrático de la Universidad de Pittsburgh Roger Hendrix que conocer con tal grado de detalle su funcionamiento es aprender cómo funciona la vida. Pero además “puede ser un paso en la lucha contra virus como el del herpes”, el cual tiene este mismo mecanismo de empaquetamiento de su genoma.

ADN enrollado alrededor de la terminasa

Referencias:
Büttner CR, Chechik M, Ortiz-Lombardía M, Smits C, Ebong IO, Chechik V, Jeschke G, Dykeman E, Benini S, Robinson CV, Alonso JC, Antson AA (2012). Structural basis for DNA recognition and loading into a viral packaging motor. Proc Natl Acad Sci USA. 2012 Jan 17;109(3):811-6
Mertens, J., Daudén, M., Carrascosa, J., Tamayo, J (2012). Stepwise motion of a microcantilever driven by the hydrolysis of viral ATPases. Nanotechnology, 23 (1) DOI: 10.1088/0957-4484/23/1/015501