¡Bienvenido, Mister Mbaye!

Mi semana empezó, informativamente hablando, con la noticia sorprendente de que el gobierno de un país que se encuentra el el puesto 155 del índice de desarrollo humano, Senegal, ¡iba a ‘rescatar’ a un centro de investigación español!

Sorpresas aparte (España ocupa el puesto 23 del citado índice), la verdad es que tiene todo el sentido del mundo.

El Instituto no lo íbamos a cerrar, porque sería una irresponsabilidad, pero estaban en riesgo las investigaciones – Basilio Valladares, director del instituto

Tiene todo el sentido del mundo que un país como Senegal, en el que se dan unos 165.000 casos de malaria al año, invierta en un centro donde se estudia el parásito que la causa. Si además, con ese dinero se ayuda a formar a sus futuros científicos, la inversión seguro que acaba siendo rentable. Si bien no en deuda externa, seguro que en vidas humanas sí. ¿Verdad?

Tiene todo el sentido del mundo que un centro como el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, busque financiación donde sea con el fin de evitar el cese de su actividad científica. ¿Verdad?

Y tiene todo el sentido del mundo que un país en crisis, como España, se deje ayudar por aquellos que están mejor que el. Al menos intelectualmente, porque tiene todo el sentido del mundo que un país así se deje ayudar por quienes comprenden que sin ciencia no hay futuro. ¿Verdad?

No se cómo hemos llegado a esta situación y me gustaría que Mariano Rajoy, como presidente nuestro que es, nos pagara la explicación que nos debe.

Aclaración: el presidente del Senegal es Abdoul Mbaye.

 

2 comentarios en “¡Bienvenido, Mister Mbaye!

  1. Vi la noticia y me quede anonadada.
    Me alegro por el centro!
    Enhorabuena Senegal! A ver si ven correspondidos con mejoras de tratamiento o prevencion pronto.

    Pero… que verguenza ser Espagnola!
    Hace unos agnos queriamos dar el 0.7% a Senegal y ahora nos tienen que rescatar ellos.
    No estamos tan mal. Pero las prioridades estan cambiadas y eso es erroneo tanto economicamente hablando como moralmente.

Los comentarios están cerrados.