¿Tiene el vino la culpa del hambre en el mundo?

Últimamente leo muchas opiniones que echan la culpa de la crisis alimentaria al uso de grandes extensiones para cultivos destinados a la producción de biocombustibles. El razonamiento es sencillo y parece muy real: si usamos el maíz para hacer combustibles, hay menos para comer. Pero, ¿acaso son los biocombustibles los únicos cultivos que no dedicamos a comer?

Hace ya bastante tiempo, de viaje por Almendralejo (Badajoz), un amigo dijo mirando hacia los viñedos por la ventana del coche:

-¡Qué vergüenza! Todo esto para vino.

Precios de los cereales
Índice de la FAO para los precios de los cereales

Según los datos de la Organización Internacional de la Viña y el Vino, en 2008 había en todo el mundo casi 8 millones de hectáreas dedicadas al viñedo. Casi 30.000 millones de litros de vino que no son precisamente para alimentarse. ¿Por qué no se le echa la culpa al vino del hambre en el mundo? 8 millones de hectáreas de maíz o trigo o judías seguro que ayudaban a paliar hambrunas y a reducir precios desorbitados.

Me llama la atención que los 14 millones de hectáreas que según la Agencia Internacional de la Energía se dedicaron en 2006 al cultivo de plantas para biocombustibles sean tan “culpables” de los altos precios. No todo puede ser malo o bueno, así que debe haber algo más detrás de los ataques que sufren estos cultivos. ¿Pero qué?

¿No pueden los distintos países organizarse para cultivar aquello que necesiten?

 

3 comentarios en “¿Tiene el vino la culpa del hambre en el mundo?

  1. tradicionalmente se ha cultivado el viñedo en suelos donde otros cultivos eran casi inviables; a sí que prueba a quitar el hambre del mundo plantando maíz o judias donde siempre ha habido viñas, y veremos si tu amigo dice qué vergüenza o prefiere alimentarse con uvas, mosto y vino!

  2. Hola Jorge:

    El artículo no es precisamente en contra del vino o cualquier otro tipo de cultivo “no comestible”. Es una reflexión sobre lo demagógico de pueden llegar a ser este tipo de razonamientos.

    Lamento no haber sido lo suficientemente claro como para que la gente comente la última pregunta, que es la que realmente me interesa:

    ¿No pueden los distintos países organizarse para cultivar aquello que necesiten?

  3. Hola Alfonso:

    Pues precisamente el sector del vino, al menos en Europa, está muy regulado; no se puede plantar vid libremente, lo que en cierto modo es una medida para regular la producción a lo que el mercado puede demandar.

    Además, si te fijas en los datos de producción y consumo de vino a nivel mundial, la producción es siempre superior, pero esa diferencia no es muy grande y es más o menos constante a lo largo de los años.

Los comentarios están cerrados.