Cuando el médico te receta un refresco

| 7 de junio de 2012 | Salud

La última vez que llevé a mi hijo pequeño al médico fue por una diarrea. La pediatra nos recetó Suero Oral y entonces el la miró y le dijo que no le gustaba eso y que no lo iba a tomar. Cuando yo empezaba a reñirle, la doctora nos interrumpió y dijo:

- Pues si no te gusta eso, ¡tómate un Aquarius!

Así que salió tan contento. Para evitar la deshidratación ¡le acababan de recetar un refresco!

Hidratación (Foto: Aquarius)Y me da la impresión de que no es el único niño que sale del pediatra con semejante receta. Algo que los de esta marca de refrescos deben saber y aprovechan  para lanzar una campaña junto con el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos sobre la importancia de hidratarse correctamente. Una campaña que incluye la distribución de más de 320.000 decálogos de la hidratación.

Debido a la diarrea, mi hijo estaba perdiendo agua y había que evitar que se deshidratase. Pero la pediatra nos explicó que con el agua no es suficiente, que también se necesitan sales. Y es que el motivo principal por el que en el intestino se absorbe el agua no es mas que la presión osmótica. El agua pasa de forma totalmente pasiva al interior de nuestro cuerpo "arrastrada" por las sales, azúcares y aminoácidos que son captados con gasto energético por parte de las células del intestino.

ÓsmosisEsta necesidad de sales y azúcares está perfectamente cubierta tanto por la receta inicial de la pediatra como por el Aquarius que finalmente se tomó durante unos días mi hijo pequeño. La principal diferencia es que uno sabe mal y el otro bien.

Pero que el agua necesite sales no sólo lo saben los pediatras. Montañeros como mi padre llevan mucho tiempo diciendo que el agua pura de derretir la nieve no es todo lo buena que pudiéramos imaginar. Siempre se ha dicho que es tan, tan pura que si sólo bebiéramos eso nos produciría diarrea. Al no tener sales ni azúcares no puede ser absorbida y tal como entra sale. Bueno, esta diarrea osmótica es algo muy exagerado ya que por norma general en el estómago del montañero siempre hay sales, azúcares y aminoácidos provenientes de la comida. De todos modos para solucionar tal grado de pureza en mi familia siempre salíamos de excursión con dos sobres de sales que cada vez son más difíciles de encontrar: los míticos litines. Unas sales que añadíamos al agua y que a mis hermanos y a mi nos encantaba por su sabor.

Este artículo es un post patrocinado con la intención de recordar a los lectores su compromiso con la información sobre nutrición, salud y bienestar

Viral video by ebuzzing

Más artículos sobre , ,

4 comentarios

  1. Estoy al día de todo lo de nutrición, pero no tenía ni idea del 20 aniversario de Aquarius! por lo que gracias por la info!

  2. ¡Estamos en la era de acuario!

  3. http://eltamiz.com/2007/09/23/falacias-es-peligroso-beber-agua-destilada/

  4. Claro que sí, Sergio.

    Como digo “esta diarrea osmótica es algo muy exagerado”. El verdadero motivo de ir con los litines era beber un refresco tipo gaseosa…