La obesidad podría causar un deterioro cognitivo

La obesidad es un problema serio de salud que puede causar desde tensión arterial alta o diabetes hasta problemas de corazón e incluso cáncer. Ahora además, hay nuevos datos que indican que podría llegar a ser la causa de un deterioro cognitivo mayor que el que se produce de forma habitual con el envejecimiento.

A principios de los años 90, desde el INSERM francés se organizó el seguimiento de las capacidades cognitivas de 6.401 adultos. Un poco mas de la mitad de ellos tenía un peso normal, mientras que el resto, o bien tenían sobrepeso, o bien eran claramente obesos.

Como era de esperar, pasados 16 años todos ellos vieron mermadas sus capacidades intelectuales. Lo que resultó sorprendente fue comprobar que quienes tenían sobrepeso vieron agravados los síntomas del deterioro cognitivo.

Curiosamente, los pocos obesos que no tenían ninguna alteración en su metabolismo (niveles de glucosa, triglicéridos o colesterol) sufrieron un deterioro como el de las personas con peso normal, indicando que si bien el cerebro ya se sabe que puede afectar a nuestro metabolismo, en ocasiones es el metabolismo quien afecta al funcionamiento de nuestro cerebro.
 

Referencia: