Cómo prevenir futuros brotes de E. coli en los alimentos

| 7 de septiembre de 2012 | Salud

Tras el brote de E. coli que afectó a Francia y Alemania la primavera del año pasado, la famosa crisis de los pepinos, científicos de la Academia Europea de Microbiología se reunieron para aprender de lo sucedido y proponer estrategias para evitar, en la medida de lo posible, que vuelva a ocurrir.

Escherichia coli

E. coli O104:H4 unida a células intestinales humanas (Foto: Helge Karch)

A pesar de la rapidez con la que se secuenció el genoma de la cepa de E. coli causante del brote, la llamada crisis de los pepinos del año pasado se saldó con la muerte de 54 personas y una enormes pérdidas económicas. Lamentablemente, un brote similar puede volver a darse en cualquier momento. Con la intención de minimizar en lo posible los efectos del siguiente brote, se publican ahora en la revista científica EMBO Molecular Medicine las lecciones aprendidas.

La toxina que causó la muerte de los pacientes sólo se puede eliminar mediante diálisis y hace imprescindible el seguimiento del funcionamiento de los riñones y el mantenimiento del equilibrio de electrolitos en sangre.

El anticuerpo Eculizumab reduce los efectos negativos de la respuesta inmunitaria contra las toxinas de esta cepa de E. coli. Por eso ayudaría a mejorar el estado de los afectados.

Los antibióticos usados no sólo no sirven, si no que empeoran el estado de los pacientes. De todos modos, algunos estudios in vitro indican que podrían ser útiles antibióticos como el meropenem, la azitromicina o la tigeciclin. Por ello, recomiendan financiar estudios que lo validen para personas.

Las autoridades sanitarias deben tener preparados los protocolos para que el genotipado de las bacterias causantes se haga a la mayor brevedad posible. De ello depende tanto el tratamiento como la eliminación de los focos de infección.

Por último, debe haber unos canales de comunicación fluidos entre los científicos, los políticos y la sociedad para que todos sepan en cada momento cómo afrontar este tipo de brotes y que no se vean afectados sectores de la población que no están involucrados.

Referencias:
Más artículos sobre

1 comentario

  1. Esta enfermedad es una de las más fáciles de prevenir mediante campañas educativas. Hay varias cepas de E Coli, con distintos grados de virulencia pero la propagación es similar en todos los casos. La bacteria suele ser muy dañina para los bebés y ancianos.
    La E Coli habita en el intestino humano y de varios animales. Su contagio viene de la comunicación entre las heces contaminadas y los alimentos. Como es un organismo lábil, basta una limpieza profunda o lacocción a temperaturas a más de 70°C para eliminarlo.
    Generalmente la fuente de contagio es un cocinero que no se lava las manos después de ir al baño o el uso de huevos con cáscara sucia para hacer mayonesas. Acá se debe aplicar las primeras medidas, asegurando la higiene en el momento de la preparación de las comidas. La comida se debe lavar con agua abundante a la que se le agregaron unas gotas de lavandina (Cloro) y las manos del cocinero deben asearse mediante cepillado debajo de las uñas.
    El microorganismo se reproduce a velocidades fantásticas. Una mayonesa preparada por la mañana es un veneno dos horas después, a temperaturas ambientales.
    La carne se contamina solo en sus superficie, pero al cocinarla la bacteria muere. Sin embargo, los cuchillos que se usaron para cortar esa carne pueden contaminar verduras si no se lo lava entre una preparación y otra. En las hamburguesas (Quizás la mayor fuente de contagio) la carne picada contaminada puede albergar la bacteria en su interior y entonces no basta la cocción superficial para eliminarla, sinó que se debe cocinar en profundidad.
    Espero que esto le sirva a alguien.
    Edgardo Maffía