Siguen siendo necesarios los animales de experimentación

Llevo desde 2001 estudiando la diabetes en ratones y soy el primero en desear no tener que volverlos a utilizar. Pero no hay programa informático ni cultivo celular que nos permita saber qué va a pasar en el ser vivo. Y no podemos correr el riesgo de hacer una prueba con 20 personas y que sólo sobrevivan dos. A día de hoy, siguen siendo necesarios los animales de experimentación.

¿Está la bioética retrasando el desarrollo de las vacunas?

Se podría pensar que con tantos controles cada vez es más difícil probar una vacuna y, por ello, muchas de ellas son abandonadas antes de tiempo. Sin discutir la necesidad de comportarse éticamente, a veces da la sensación de que se podría avanzar más rápido. ¿Es verdad o tan solo lo parece?