Cómo cultivar patatas en Somalia

Todos los otoños planto las patatas. Lo que hago es bastante fácil, corto una patata a la mitad y la entierro. Luego hay que regar de vez en cuando, y a finales de la primavera mis hijos arrancan la mata y para su regocijo, donde había metido media patata, hay ahora cinco o seis. Siendo algo tan sencillo y un alimento tan completo, a veces es difícil imaginarse que haya hambre en el mundo.

PatatasEl problema es que las cosas no son tan sencillas como nos las cuentan.

El truco está en que entierro la patata antes del invierno. Si no lo hiciera así, saldría la planta con sus flores y todo, pero no daría patatas. La planta de patata, originaria de los Andes, es capaz de detectar cuándo las noches son más largas y hay bajas temperaturas. Es entonces cuando produce sus tubérculos. Estas condiciones ambientales, a las que muchos humanos llamamos otoño o invierno, no se dan en lugares cercanos al ecuador y en los que no hace frío en invierno. De ahí que en zonas de África donde pasan hambrunas no sea posible cultivar patatas para solucionar este problema.

Lo que ha conseguido el grupo de Salomé Prat en el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC ha sido precisamente identificar tanto el gen que causa la formación del tubérculo como el mecanismo capaz de mantener su actividad con el tiempo. Con esta información y con las herramientas biotecnológicas actuales se podrían “crear o seleccionar variedades capaces de activar este gen” en países como Somalia o Etiopía, “en los que el cultivo de patata es estratégico en la lucha contra la pobreza”, explica la propia Prat.

Ahora bien, alguien tendrá que decidir si se pueden emplear patatas transgénicas para luchar contra el hambre. ¿Qué pensarán de esto Greenpeace, Monsanto o la FAO?

Referencia:
Navarro, C., Abelenda, J., Cruz-Oró, E., Cuéllar, C., Tamaki, S., Silva, J., Shimamoto, K., & Prat, S. (2011). Control of flowering and storage organ formation in potato by FLOWERING LOCUS T Nature DOI: 10.1038/nature10431

2 comentarios en “Cómo cultivar patatas en Somalia

  1. Pingback: Sonia Ramos

Los comentarios están cerrados.