Más casualidades contra el alzhéimer

Hace unos días hablábamos sobre cómo la serendipia llevó al descubrimiento de que el azul de metileno podría usarse contra el alzhéimer. Hoy le toca el turno al dimebon, un antihistamínico al que la casualidad ha mostrado como un posible medicamento contra esta misma enfermedad.

Dimebon contra el Alzheimer

Durante la Guerra fría, los rusos lo crearon este fármaco para usarlo en algo que desconocemos. Lo que sí sabemos es que tiene ciertos efectos antihistamínicos y que desde 1983 se usa en Rusia para tratar alergias.

Los científicos siguieron estudiando las propiedades de este medicamento y vieron que, aunque no de forma muy potente, inhibía una enzima importante en el cerebro y unos receptores existente en las membranas de algunas neuronas. Casualmente, lo mismo que hacen los inhibidores de la acetilcolinesterasa y de los receptores de NMDA que se usan actualmente contra el alzhéimer.

Aunque los efectos no so muy fuertes, el hecho de tener los dos tipos de medicamentos en una misma sustancia parecía muy interesante. De ahí que la empresa Medivation haya comprado la patente para el uso del dimebon contra el alzhéimer. Nuestra historia vuelve así a su punto de origen, Rusia.

Allí, 183 pacientes de alzhéimer han sido tratados con dimebon. Y los resultados muestran que se encuentran mejor que aquellos que no son tratados. Ahora tienen que demostrar que funciona mejor que lo que ya existe, pero al menos se sabe que funciona.

2 comentarios en «Más casualidades contra el alzhéimer»

  1. Me ha encantado vuestra página, en cuanto a diseño y en cuanto a contenidos. Soy un completo novato en este mundo e intentaré imitaros.
    Un cordial saludo.

  2. Muchas gracias Gabriel. Seguiremos intentando elaborar contenidos interesantes.

    Tu página web también parece muy interesante. A ver que tal van tus colonias de hormigas…

Comentarios cerrados.